DOS LINEAS PARALELAS.

Apataki de ÈJÌOGBE MÉJÌ

AL PRINCIPIO DEL MUNDO BABA EJIOGBE TENIA DOS HIJOS QUE SE LLAMABAN AJERO, QUE ERA VARON Y OGUEYAN, QUE ERA HEMBRA.
ELLOS VIVIAN JUNTOS Y POR CAPRICHO DEL DESTINO, PUES VINO UNA GUERRA, FUERON VENDIDOS POR SEPARADO PARA LUGARES MUY LEJANOS DE SU TIERRA DE ORIGEN. AJERO FUE VENDIDO A UN CONVENTO DE FRAILES, TORNANDOSE MUY ESTIMADO POR ESTOS, POR SU SABIDURIA. TODOS LOS FRAILES DEL CONVENTO INCLUSIVE EL PRIOR LO QUERIAN MUCHO.

ESTANDO DE MUERTE EL PRIOR, LO DEJO DE JEFE DE TODOS LOS FRAILES, CONVIRTIENDOSE ESTE HIJO DE BABA EJIOGBE, EN EL SEÑOR MAS IMPORTANTE DE AQUELLA TIERRA.
OGUEYAN, QUE ERA SU ABEJI, FUE VENDIDA A UN CONVENTO DE MONJAS DONDE FUE MUY ESTIMADA POR SU BONDAD Y SU PACIENCIA.

SEGUN FUERON MURIENDO TODAS LAS MONJAS, LA MADRE SUPERIORA, ANTES DE MORIR LE DEJO TODA LA FORTUNA QUE POSEIA Y ELLA SE CONVIRTIO EN LA MAS RICA DEL LUGAR.
COMO LOS DOS HERMANOS VIVIAN MUY LEJOS, SE RECORDABAN, PERO MAS NUNCA SE ENCONTRARON, PERO COMO ERAN RELIGIOSOS, EN SUS PREDICAS UNO PENSABA EN EL OTRO Y A TRAVES DE SUS PENSAMIENTOS SE MANDABAN A DECIR TODO, HASTA QUE SE ENCONTRARON EN EL OTRO MUNDO, CON SU PADRE BABA EJIOGBE.