LA MONTAÑA Y EL AWO DEL REY.

Apataki de ÈJÌOGBE MÉJÌ

LA MONTAÑA ERA HIJA DE LA VIRGEN, PERO ERA UNA DE ESA HIJAS DESAMORADAS PUES NUNCA SE OCUPABA DE ALARGAR NI DE TENER CONTENTA A SU MADRE, TAMPOCO LA RESPETABA Y ENTRABA EN FRECUENTES FALTAS DE CONSIDERACION Y DE RESPETO CON LA MISMA. LA VIRGEN VIENDO EL DESVIO DE SU HIJA, UN DIA LA MALDIJO DESEANDOLE LA ENFERMEDAD Y LA MUERTE.
ENTERADO EL ANGEL DE LA GUARDA DE LA MONTAÑA, DE LA MALDICION QUE A LA MISMA LE HABIA ECHADO SU MAMA, LA MANDO A BUSCAR Y LE DIJO EL MAL QUE SU MAMA LE DESEABA: "QUE SE  ENFERMERA DE VIRUELAS Y SE MURIERA".

LA MONTAÑA MUY ASUSTADA FUE A CASA DEL AWO DEL REY Y LE CONTO LO QUE LE SUCEDIA. EL AWO LE HIZO OSORDE Y LE VIO ESTE IFA Y LE MANDO A USAR TRES HABITOS DISTINTOS DURANTE EL DIA PARA QUE LA ENFERMEDAD (LA VIRUELA) NO DIERA CON ELLA. QUE USARA UN HABITO BLANCO, UNO ROJO Y OTRO NEGRO Y DESPUES DE HECHA LA ROGACION SE LO LLEVARA A SU MADRE.

ENTERADA LA MADRE DE LA MONTAÑA DE QUE EL PADRINO DE SU HIJA ERA EL AWO DEL REY, DECIDIO PERDONARLA Y LE DIJO: "HIJA MIA YO NO PUEDO RETIRAR MIS PALABRAS, PERO HAS LO SIGUIENTE: POR LAS MAÑANAS TEMPRANO TE VISTES CON EL HABITO BLANCO, A LAS DOS DEL DIA TE PONES EL ROJO Y POR LAS NOCHES USAS EL NEGRO PARA QUE ASI TE LIBRES DE TUS ENEMIGOS, Y TE BAÑAS CON CAÑA DE LIMON".